Los pequeños seres con forma de gusano que viven en tu rostro y se reproducen mientras duermes

Muchas cosas a nivel microscópico ocurren en nuestro cuerpo sin que nos demos cuenta.

51

Aunque no lo creas, existen unos pequeños seres que viven en tu rostro y se alimentan de la grasa que liberan tus poros.

Se trata de un tipo de ácaro de la familia Demodex folliculorum, el cual es sumamente común y que cohabita con diferentes animales sin que estos noten su presencia.

Tal como recoge el medio español ABC, son “invisibles” ante nuestros ojos debido a que solo miden 0,3 milímetros. Para que te hagas una idea: se necesitarían 10 de ellos ubicados en fila para que sumaran lo mismo que la cabeza de un alfiler.

Si bien se asemejan a una lombriz, no lo son. De hecho, son un tipo de arácnidos, por lo que están más emparentados con las garrapatas o las arañas.

De acuerdo al portal NPR, durante el día estos ácaros se “encierran” en los poros, alimentándose del aceite ceroso que excreta tu rostro. Una vez que llega la noche, salen mientras duermes y se aparean sobre tu cara.

Actualmente se sabe que están presentes tanto en hombres como mujeres, independiente de la edad. No obstante, quienes no los tienen son los bebés. Los expertos sospechan que los adquieren mediante el contacto con sus padres o familiares.

Una investigación publicada en 1992 en la revista científica Clinical and Experimental Dermatology señala que los folículos infestados pueden llegar a albergar media docena de ácaros a la vez. Viven alrededor de dos semanas, periodo en el que guardan sus excrementos en su interior hasta que mueren.

Cabe precisar que a pesar de su desagradable aspecto, lo cierto es que no representan una amenaza para el ser humano, siempre y cuando no se acumulen en grandes cantidades.

Si esto ocurre, puede producirse una demodicosis, conocida también como sarna demodécica. Sin embargo, es una enfermedad rara, ya que la mayoría vive con este ácaro sin sufrir problemas.

Video de History Channel

- Anuncio -