Molina: 21 años de prisión para hombre que asesinó a su mujer frente a sus hijos

El historial de violencia que se registraba al interior del matrimonio, conformado por Rita Fidelina Machuca Ramírez y Juan Gallegos Ganga, de 38 y 35 años de edad, respectivamente.

14

El Tribunal de Juicio Oral en lo Penal de Curicó decretó más de 21 años de cárcel efectiva -como autor de tres delitos, entre ellos, femicidio- en contra de un sujeto que, en diciembre del año pasado asesinó de nueve puñaladas a su esposa, hecho registrado al interior de un domicilio de la Villa Santa Amalia, perteneciente a la localidad de Lontué, en la comuna de Molina.

En noviembre de 2018, la pareja -padres de tres hijos- protagonizó nuevos episodios de violencia intrafamiliar, los cuales derivaron en que Rita Machuca constatara lesiones en el hospital de Molina. El caso llegó al Juzgado de Garantía de esa ciudad, donde se emitió una orden contra Gallegos Ganga, donde se le prohibió acercarse a la mujer y al domicilio familiar, en la Villa Santa Amalia.

Pero a los días siguientes, la denunciante se retractó ante la fiscalía, aunque la prohibición judicial que pesaba sobre Gallegos se mantuvo vigente. Pese a esto, el sujeto -en la madrugada del sábado 15 de diciembre- concurrió hasta la vivienda en la cual dormían dos de los tres hijos del matrimonio, mientras que su esposa, en esos instantes, se preparaba para ir a trabajar en labores agrofrutícolas.

Entre ambos adultos, una vez más, se desató una discusión que se trasladó hasta la cocina del inmueble, donde Gallegos le quitó la vida a su cónyuge atacándola con 9 puñaladas, mientras con la misma arma homicida intentó quitarse la vida, lo cual fue impedido por personal de Carabineros y vecinos que arribaron al lugar, ante los gritos de auxilio de los niños que habían despertado con la pelea.

Por estos hechos, la fiscal jefe de Molina, Mónica Barrientos, presentó acusación contra el imputado por los delitos de femicidio, desacato y lesiones menos graves en violencia intrafamiliar. Así junto al Servicio Nacional de la Mujer y Equidad de Género (Sernameg Maule), como parte querellante, se exigió aplicar penas de 20 años, tres años y 300 días de cárcel por cada delito, respectivamente.

El tribunal, en definitiva, estableció que el acusado deberá cumplir 20 años de presidio por el ilícito de femicidio, además de 300 y 200 días por los otros dos hechos ilícitos, es decir, una pena que en su conjunto llega a los 21 años y poco más de cuatro meses, sanción que cumplirá en el centro de cumplimiento penitenciario de Curicó.

La sentencia dejó conforme al abogado querellante, Carlos Rozas, quien indicó que es “una pena ejemplificadora, ya que no tiene derecho a beneficios, y que era lo creemos correspondía, que en algo puede ayudar a paliar el dolor en el quedó la familia de la víctima”.

En tanto, Adriana Ramírez, madre de la víctima, se manifestó “tranquila y conforme”, reconociendo que “teníamos miedo que las cosas no resultaran como habíamos pensando, pero finalmente resultaron y se hizo justicia. Eso nos deja un poco más tranquilos, para seguir apoyando a nuestros nietos y sacarlos adelante de esta tragedia que nos afectó”.

- Anuncio -