Triclosán, el compuesto presente en pasta de dientes y jabones. Los daños que podría causar en las personas

206

Las investigaciones han indicado que pueden causar efectos en corto y largo plazo.

Champú, pasta de dientes, lavalozas, e incluso telas y zapatos son algunos de los productos que contienen triclosán, un compuesto que podría ser tóxico para el organismo humano, según reveló un estudio del Instituto Milenio de Neurociencia Biomédica de la Facultad de Medicina de la Universidad de Chile.

Estos son los daños que podría provocar:

Interfiere con la Función Muscular

El Triclosán afecta la función muscular y la contractilidad del músculo esquelético, informan los investigadores en un nuevo estudio realizado en la Universidad de California Davis. Aunque el estudio fue realizado en ratones, los investigadores dijeron que los efectos de la sustancia química en la función cardíaca fueron «dramáticos».

Después que los ratones fueron expuestos a una dosis de triclosan, la función del músculo cardiaco disminuyó en un 25 por ciento y la fuerza de agarre decreció en un 18 por ciento. De acuerdo a las investigaciones, algo similar sucedería en los humanos.

Puede Alterar la Regulación Hormonal

Un estudio de Toxilogical Sciences encontró que el triclosan afectó respuestas mediadas por el estrógeno y muchas sustancias químicas que imitan el estrógeno son conocidas por aumentar el riesgo de cáncer de mama.

El Triclosan también sofocó la hormona tiroidea en ratas, y esto es sólo un estudio en el cuerpo reciente de investigaciones que muestran que esta sustancia química es un disruptor endocrino potente.

Además, el compuesto ejerce efectos altamente dañinos sobre la función neuronal del hipocampo in vitro y que altera los procesos de memoria espacial in vivo.

Las pruebas en que se basó la investigación demostraron que el compuesto afecta seriamente a la memoria y el sentido espacial, y lo que es peor, «no se necesitan altas concentraciones del tóxico para producir el daño».

En ese contexto, la alerta es especialmente sensible para los niños y las personas mayores, ya que el compuesto podría alterar el desarrollo y gatillar enfermedades neurodegenerativas.

«El triclosán es tóxico y ya vemos que afecta en bajas concentraciones (…) Por eso mismo y como sabemos también que las regulaciones pueden tardar, nuestro llamado a la población es a no consumir elementos que contengan esta sustancia«, concluye Genaro Barrientos, doctor en Biología Celular y Neurociencias del Instituto de Ciencias Biomédicas de la U. de Chile.