Una extraña situación vivieron varias familias que habitan un block de la comuna de Pudahuel, luego que la última cuenta de la luz que recibieron era superior a los $6 millones

Según informó T13, el alza no se registró por una irregularidad en el consumo, sino que se trataba de un aumento en el ítem “servicio común”, que corresponde a un cobro por la iluminación de espacios comunes como pasillos y escaleras y que normalmente ronda los $500.

Se trata de un block que desde hace tres meses tiene los polémicos medidores inteligentes, pero no habían surgido problemas con la cuenta de la energía eléctrica hasta ahora.

Las familias se contactaron de inmediato con Enel Distribución, que entrega el servicio, para regularizar la situación. La respuesta fue que debían acercarse hasta las oficinas de la empresa para tratar el problema, lo cual les complicaba porque la mayoría son adultos mayores.

Finalmente, la compañía envió nuevas cuentas a los afectados e indicaron que probablemente todo se debió a un error en el proceso de facturación.

Consultados por el citado medio, dese Enel indicaron que fue unproblema puntual.

Víctor Tavera, gerente de Mercado, agregó que lo sucedido no tiene que ver con los medidores inteligentes porque no se han registrado otros reclamos al respecto.